Home | Mision | Ven a Jesus | Lectura | Preguntas | El Salmo Sanador | El Padre Nuestro | Contáctenos |

Plan para leer toda la Biblia en un Año

Lamento de Jesús

Exodus 39-40, Matthew 23:23-39(Reina-Valera 1960)

Éxodo 39

Hechura de las vestiduras de los sacerdotes

   

(Ex. 28.1-43)

   1 Del azul, púrpura y carmesí hicieron las vestiduras del ministerio para ministrar en el santuario, y asimismo hicieron las vestiduras sagradas para Aarón, como Jehová lo había mandado a Moisés.

    2 Hizo también el efod de oro, de azul, púrpura, carmesí y lino torcido.

    3 Y batieron láminas de oro, y cortaron hilos para tejerlos entre el azul, la púrpura, el carmesí y el lino, con labor primorosa.

    4 Hicieron las hombreras para que se juntasen, y se unían en sus dos extremos.

    5 Y el cinto del efod que estaba sobre él era de lo mismo, de igual labor; de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido, como Jehová lo había mandado a Moisés.

    6 Y labraron las piedras de ónice montadas en engastes de oro, con grabaduras de sello con los nombres de los hijos de Israel,

    7 y las puso sobre las hombreras del efod, por piedras memoriales para los hijos de Israel, como Jehová lo había mandado a Moisés.

    8 Hizo también el pectoral de obra primorosa como la obra del efod, de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido.

    9 Era cuadrado; doble hicieron el pectoral; su longitud era de un palmo, y de un palmo su anchura, cuando era doblado.

    10 Y engastaron en él cuatro hileras de piedras. La primera hilera era un sardio, un topacio y un carbunclo; esta era la primera hilera.

    11 La segunda hilera, una esmeralda, un zafiro y un diamante.

    12 La tercera hilera, un jacinto, una ágata y una amatista.

    13 Y la cuarta hilera, un berilo, un ónice y un jaspe, todas montadas y encajadas en engastes de oro.

    14 Y las piedras eran conforme a los nombres de los hijos de Israel, doce según los nombres de ellos; como grabaduras de sello, cada una con su nombre, según las doce tribus.

    15 Hicieron también sobre el pectoral los cordones de forma de trenza, de oro puro.

    16 Hicieron asimismo dos engastes y dos anillos de oro, y pusieron dos anillos de oro en los dos extremos del pectoral,

    17 y fijaron los dos cordones de oro en aquellos dos anillos a los extremos del pectoral.

    18 Fijaron también los otros dos extremos de los dos cordones de oro en los dos engastes que pusieron sobre las hombreras del efod por delante.

    19 E hicieron otros dos anillos de oro que pusieron en los dos extremos del pectoral, en su orilla, frente a la parte baja del efod.

    20 Hicieron además dos anillos de oro que pusieron en la parte delantera de las dos hombreras del efod, hacia abajo, cerca de su juntura, sobre el cinto del efod.

    21 Y ataron el pectoral por sus anillos a los anillos del efod con un cordón de azul, para que estuviese sobre el cinto del mismo efod y no se separase el pectoral del efod, como Jehová lo había mandado a Moisés.

    22 Hizo también el manto del efod de obra de tejedor, todo de azul,

    23 con su abertura en medio de él, como el cuello de un coselete, con un borde alrededor de la abertura, para que no se rompiese.

    24 E hicieron en las orillas del manto granadas de azul, púrpura, carmesí y lino torcido.

    25 Hicieron también campanillas de oro puro, y pusieron campanillas entre las granadas en las orillas del manto, alrededor, entre las granadas;

    26 una campanilla y una granada, otra campanilla y otra granada alrededor, en las orillas del manto, para ministrar, como Jehová lo mandó a Moisés.

    27 Igualmente hicieron las túnicas de lino fino de obra de tejedor, para Aarón y para sus hijos.

    28 Asimismo la mitra de lino fino, y los adornos de las tiaras de lino fino, y los calzoncillos de lino, de lino torcido.

    29 También el cinto de lino torcido, de azul, púrpura y carmesí, de obra de recamador, como Jehová lo mandó a Moisés.

    30 Hicieron asimismo la lámina de la diadema santa de oro puro, y escribieron en ella como grabado de sello: SANTIDAD A JEHOVÁ.

    31 Y pusieron en ella un cordón de azul para colocarla sobre la mitra por arriba, como Jehová lo había mandado a Moisés.

   

La obra del tabernáculo terminada

   

(Ex. 35.10-19)

   32 Así fue acabada toda la obra del tabernáculo, del tabernáculo de reunión; e hicieron los hijos de Israel como Jehová lo había mandado a Moisés; así lo hicieron.

    33 Y trajeron el tabernáculo a Moisés, el tabernáculo y todos sus utensilios; sus corchetes, sus tablas, sus barras, sus columnas, sus basas;

    34 la cubierta de pieles de carnero teñidas de rojo, la cubierta de pieles de tejones, el velo del frente;

    35 el arca del testimonio y sus varas, el propiciatorio;

    36 la mesa, todos sus vasos, el pan de la proposición;

    37 el candelero puro, sus lamparillas, las lamparillas que debían mantenerse en orden, y todos sus utensilios, el aceite para el alumbrado;

    38 el altar de oro, el aceite de la unción, el incienso aromático, la cortina para la entrada del tabernáculo;

    39 el altar de bronce con su enrejado de bronce, sus varas y todos sus utensilios, la fuente y su base;

    40 las cortinas del atrio, sus columnas y sus basas, la cortina para la entrada del atrio, sus cuerdas y sus estacas, y todos los utensilios del servicio del tabernáculo, del tabernáculo de reunión;

    41 las vestiduras del servicio para ministrar en el santuario, las sagradas vestiduras para Aarón el sacerdote, y las vestiduras de sus hijos, para ministrar en el sacerdocio.

    42 En conformidad a todas las cosas que Jehová había mandado a Moisés, así hicieron los hijos de Israel toda la obra.

    43 Y vio Moisés toda la obra, y he aquí que la habían hecho como Jehová había mandado; y los bendijo.

   

Éxodo 40

Moisés erige el tabernáculo

   1 Luego Jehová habló a Moisés, diciendo:

    2 En el primer día del mes primero harás levantar el tabernáculo, el tabernáculo de reunión;

    3 y pondrás en él el arca del testimonio, y la cubrirás con el velo.

    4 Meterás la mesa y la pondrás en orden; meterás también el candelero y encenderás sus lámparas,

    5 y pondrás el altar de oro para el incienso delante del arca del testimonio, y pondrás la cortina delante a la entrada del tabernáculo.

    6 Después pondrás el altar del holocausto delante de la entrada del tabernáculo, del tabernáculo de reunión.

    7 Luego pondrás la fuente entre el tabernáculo de reunión y el altar, y pondrás agua en ella.

    8 Finalmente pondrás el atrio alrededor, y la cortina a la entrada del atrio.

    9 Y tomarás el aceite de la unción y ungirás el tabernáculo, y todo lo que está en él; y lo santificarás con todos sus utensilios, y será santo.

    10 Ungirás también el altar del holocausto y todos sus utensilios; y santificarás el altar, y será un altar santísimo.

    11 Asimismo ungirás la fuente y su base, y la santificarás.

    12 Y llevarás a Aarón y a sus hijos a la puerta del tabernáculo de reunión, y los lavarás con agua.

    13 Y harás vestir a Aarón las vestiduras sagradas, y lo ungirás, y lo consagrarás, para que sea mi sacerdote.

    14 Después harás que se acerquen sus hijos, y les vestirás las túnicas;

    15 y los ungirás, como ungiste a su padre, y serán mis sacerdotes, y su unción les servirá por sacerdocio perpetuo, por sus generaciones.

    16 Y Moisés hizo conforme a todo lo que Jehová le mandó; así lo hizo.

    17 Así, en el día primero del primer mes, en el segundo año, el tabernáculo fue erigido.

    18 Moisés hizo levantar el tabernáculo, y asentó sus basas, y colocó sus tablas, y puso sus barras, e hizo alzar sus columnas.

    19 Levantó la tienda sobre el tabernáculo, y puso la sobrecubierta encima del mismo, como Jehová había mandado a Moisés.

    20 Y tomó el testimonio y lo puso dentro del arca, y colocó las varas en el arca, y encima el propiciatorio sobre el arca.

    21 Luego metió el arca en el tabernáculo, y puso el velo extendido, y ocultó el arca del testimonio, como Jehová había mandado a Moisés.

    22 Puso la mesa en el tabernáculo de reunión, al lado norte de la cortina, fuera del velo,

    23 y sobre ella puso por orden los panes delante de Jehová, como Jehová había mandado a Moisés.

    24 Puso el candelero en el tabernáculo de reunión, enfrente de la mesa, al lado sur de la cortina,

    25 y encendió las lámparas delante de Jehová, como Jehová había mandado a Moisés.

    26 Puso también el altar de oro en el tabernáculo de reunión, delante del velo,

    27 y quemó sobre él incienso aromático, como Jehová había mandado a Moisés.

    28 Puso asimismo la cortina a la entrada del tabernáculo.

    29 Y colocó el altar del holocausto a la entrada del tabernáculo, del tabernáculo de reunión, y sacrificó sobre él holocausto y ofrenda, como Jehová había mandado a Moisés.

    30 Y puso la fuente entre el tabernáculo de reunión y el altar, y puso en ella agua para lavar.

    31 Y Moisés y Aarón y sus hijos lavaban en ella sus manos y sus pies.

    32 Cuando entraban en el tabernáculo de reunión, y cuando se acercaban al altar, se lavaban, como Jehová había mandado a Moisés.

    33 Finalmente erigió el atrio alrededor del tabernáculo y del altar, y puso la cortina a la entrada del atrio. Así acabó Moisés la obra.

   

La nube sobre el tabernáculo

   

(Nm. 9.15-23)

   34 Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo.

    35 Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba.

    36 Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas;

    37 pero si la nube no se alzaba, no se movían hasta el día en que ella se alzaba.

    38 Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre él, a vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas.

   


Mateo 23

23 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino,(A) y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.

    24 !!Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

    25 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.

    26 !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.

    27 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados,(B) que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.

    28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

    29 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos,

    30 y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.

    31 Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.

    32 !!Vosotros también llenad la medida de vuestros padres!

    33 !!Serpientes, generación de víboras!(C) ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

    34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad;

    35 para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel(D) el justo hasta la sangre de Zacarías(E) hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar.

    36 De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

   

Lamento de Jesús sobre Jerusalén

   

(Lc. 13.34-35)

   37 !!Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! !!Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

    38 He aquí vuestra casa os es dejada desierta.

    39 Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.(F)









































eXTReMe Tracker